Si eres de Latinoamérica como nosotras, es muy posible que no hayas visto mucha nieve en tu país, salvo que seas de uno de los países del cono sur como Chile y Argentina. En Brasil, por ejemplo, tenemos pocos días de frío y, cuando llega a nevar en el sur del país, la noticia corre como si hubiésemos ganado el mundial de fútbol. Así que, desde que me mudé, ver nieve en Barcelona o cerca de ella me hacía muchísima ilusión. 

Si como yo, tú también quieres ver las montañas blancas y jugar con pelotas de nieve, ¡atentos! que este post es para ti.

Para empezar, España no es un país demasiado frío, y mucho menos en el mediterráneo.  A grandes rasgos, para estar cerca de la nieve, deberás salir un poco de Barcelona porque en esta ciudad, es decir, ver nieve en Barcelona, es casi poco probable. Solo recuerda aprovechar los meses de invierno.

Los períodos más indicados son a finales de noviembre y de diciembre (hasta febrero, en realidad), siendo ésta la temporada de esquí. Es mejor echar un vistazo antes de programar un viaje, así que, para saber si hay previsión de nieve al destino que tengas en mente, haz click aquí.

Cerca de Barcelona existen tres puntos principales para esquiar o jugar, que son Vall de Núria, La Molina y Andorra. Cada uno de estos sitios para diferentes tipos de públicos, con paseos de acuerdo con lo que buscas y depende de los días que quieras disfrutar. Aquí voy a contar un poco más sobre Vall de Núria. 

Quiénes deben ir a Vall de Núria

. Aquellos que tienen poco tiempo disponible para dedicar al paseo (uno o dos días)

. Grupos con niños (hay una agenda de actividades muy guay aquí)

. Amantes de la nieve en general, que sólo quieren tocar la preciosidad blanca y ser felices

nieve barcelona

Cómo llegar hasta la nieve desde Barcelona

Para llegar hay dos etapas: desde Barcelona hasta Ribes de Freser y desde allí hasta el Vall de Núria.

El primer trayecto se puede hacer en tren o en coche – por la autopista C17 , y que tarda menos de dos horas.

En tren, el camino va por la línea regional R3, la cual puedes tomar en cualquiera de las estaciones barcelonesas (L’Hospitalet de Llobregat, Sant’s Estació, Plaça Cataluñay Arc de Triomf). Para saber los horarios, haz click aquí. Fue la opción elegida por mí y les cuento que el paisaje es muy bonito, el tren es cómodo (con calefacción) y al final, la hora de viaje pasa rápido.

Llegando a Ribes de Freser, existen dos maneras de subir la montaña: de Cremallera o a pie. El primero se trata de un tren amplio que subirá casi 1.000 metros durante 45 minutos y con un paisaje bellísimo. Su estación está cerca del tren. A la derecha, al salir, (yo he seguido el flujo y la encontré fácilmente), tiene una sala con sillas y máquinas para tomar un café mientras esperas. Allí, ya empezarás a mirar un poco de nieve (¡uhuuul!).

La caminata, a su vez, dependerá de tu ritmo, pero puede tardar cuatro horas o más. Hay quien suba en bici, pero es necesario tener buen estado físico para hacer la actividad en el inverno.

Tips para volver el mismo día: como en el inverno oscurece muy temprano, la Cremallera de las 17:30h, siempre estará llena de personas que pasaron todo el día esquiando y están listos para volver a casa. Así que el tren va lleno y algunos optan por viajar todo el camino de pie. Además, al llegar en Ribes de Freser, el próximo tren a Barcelona sale a las 19:51h lo que le significa un buen tiempo de espera.

Si coges un tren Cremallera antes o uno después, quizás te vaya mejor en el trayecto total 😉

Precios

Una pista de oro: si subes en tren, hay un paquete hecho por la RENFE con FGC que sale más barato. Puedes comprarlo en Internet o en la propia estación y vale 36 €. Este incluye el viaje de ida y vuelta desde cualquier estación Rodalies de Cataluña hasta Ribes de Freses, el ticket para la Cremallera y el forfait de esquí de un día.

En coche, el gasto de combustible sería de aproximadamente 10€, y los peajes son 15€. ¡Pero no te olvides de que necesitarás el billete para la Cremallera de cualquier forma!

Arriba en la montaña podrás alquilar los materiales de esquí (no la ropa, sino los equipos e implementos) por cerca de 30€ (mira los precios actualizados aquí), además de una tienda de regalos que también ofrecen guantes, gafas, zapatillas, ropa y juguetes.

Qué hay en Vall de Núria

¡Vale, lo has conseguido! Aquellos que deseaban mirar la nieve en Barcelona o cerca de ella finalmente estarán en el paraíso. Mira las atracciones que te esperan en el valle:

  • Un gran hotel con restaurante;
  • Un segundo restaurante, más rápido y práctico para aquellos que están esquiando;
  • Una cafetería cerca de la montaña;
  • La estación de esquí;
  • Un teleférico para llevarte hasta la montaña;
  • Un lago (congelado en el inverno, pero muy bonito);
  • Una iglesia pequeña;
  • Un río con pequeño puente.

El ambiente del viaje lo haces tú – si lo quieres más romántico, más aventurero o histórico. Como a mí no me gusta esquiar, disfruté estar en la nieve intentando hacer muñecos, tomando un té con madalenas y conociendo el sitio.

Abajo te dejo algunas imágenes de mi día disfrutando de la nieve cerca de Barcelona y te invito a que me envíes las tuyas. Recuerdo que los brasileños siempre pueden escribirme en portugués para más ayuda o informaciones, ¿vale? Será um prazer ajudá-los 🙂

Bien, este fue mi viaje de final de año. Las otras chicas también estuvieron por distintas ciudades y les cuentarán parte de sus aventuras aquí. ¡Disfruten!

Besitos,

Gabi Meschini

Deja un comentario