¿Eres colombiano y no sabes o tienes idea de cómo inscribir o legalizar tu matrimonio con un ciudadano español? En este post te narraré paso a paso cómo es este trámite,  si tienes pensado viajar para vivir en Barcelona o en algún otro lugar de España.

Te anticipo que no es tan fácil. Esto, como muchos otras diligencias ante entidades oficiales, tardan bastante y por tal deberás tener paciencia y dinero para el ‘papeleo‘ que tendrás que hacer.

Lo que te voy a contar parte de mi experiencia para el año 2015 y te puede servir para tener una idea de cómo es este proceso y cuánto podría tardar, pues todo depende de varios factores que aunque tú no los creas tan relevantes, los funcionarios del Consulado de España en Bogotá sí (por ejemplo: tiempo de matrimonio o convivencia, el tipo de unión legalizada en Colombia, si hay hijos de por medio, cómo se conocieron como pareja, etc). 

Antes de empezar debes sacarte de la cabeza lo que muchos creen: que tener un esposo o esposa con nacionalidad española significa que tú también, automáticamente, la tendrás. No, no es así de fácil, este es un proceso de muchos años y pasos, y el primero es este, registrar o inscribir tu matrimonio, sea civil o religioso, ante el Gobierno Español.

Debes cerciorarte en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación sobre los requisitos a presentar en el consulado para inscribir tu matrimonio con un ciudadano español. Son bastantes documentos, así que este primer paso te llevará unas semanas o meses, pues algunos deberás ‘apostillarlos’ (Apostilla de La Haya, que se realiza en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, Carrera 19 Nº 98-03, Bogotá. Si estás fuera de Bogotá, deberás buscar alguna oficina en tu ciudad que realice estas gestiones).

Cuando ya tengas estos documentos listos en una carpeta, solicita la cita previa en el Consulado de España en Bogotá, vía internet. Generalmente te la dan para uno o dos meses después.

Cuando llegue el día de tu cita para entregar tus papeles en el Consulado General de España en Bogotá, aunque no lo mencionan como un requisito, sí te recomiendo que vayan juntos a hacerlo (con tu pareja).

Ese día te dirán si la documentación está completa o no. Si te dan el ‘visto bueno’ aprovecha y de inmediato solicita una fecha para que te hagan la Audiencia Reservada (a nosotros nos la dieron para cinco meses después).

Acudir puntuales a la Audiencia Reservada. Para este paso es necesario saber lo siguiente:

¿Qué es la Audiencia Reservada? Es una entrevista que te hacen en el consulado para comprobar que la unión de ustedes (o matrimonio) no se ha pactado como un negocio o conveniencia para solicitar ‘más fácil y rápido’ tu tarjeta de residencia española.

A esta entrevista obligatoriamente deben ir juntos, pues les harán una serie de preguntas para comprobar la veracidad del matrimonio, es algo así como el juego de “qué tanto conoces a tu pareja…”. Debes estar preparado para interrogantes de este estilo:

  • ¿Cuál es la comida preferida de tu pareja?
  • ¿A qué lado de la cama duerme tu pareja?
  • ¿Hay una canción que los identifica? ¿Cuál?
  • ¿En qué fecha y dónde se conocieron?
  • Mencionen tres amigos en común
  • ¿Cómo se llama tu suegro y en qué trabaja?
  • ¿Cuántos invitados asistieron a tu celebración de matrimonio?
  • ¿En qué colegio se graduó bachiller tu pareja?
  • ¿Dónde fue el primer beso?

… Bueno, y ya no te doy más detalles sobre el cuestionario, podría estar metiéndome en líos por «soplarles el examen».

¡Cuidado con lo que contesten! Estas respuestas las confrontarán para saber si hay concordancia, pues de allí saldrán conclusiones decisivas para el proceso de legalización tu  matrimonio con un ciudadano español.

Desde mi experiencia te cuento que a nosotros no nos hicieron este cuestionario que al parecer consta de 200 preguntas (supimos la cifra por otros parejas que ese día se presentaban y que repetían el proceso, pues en una primera instancia les negaron la inscripción de matrimonio).

Tan pronto llegamos al auditorio nos separaron del grupo de parejas que también tenían cita y nos dieron un formulario de 15 preguntas para responderlos, pero juntos, sentados uno al lado del otro, por lo que fue más fácil.

Luego, cuando terminamos de rellenarlo, nos llamaron a un lado para decirnos que nuestro matrimonio ya estaba legalizado (o inscrito) ante el Consulado de España «porque habían comprobado que lo nuestro no había sido un ‘negocio’ ni nada por el estilo» ¡Quedamos atónitos!

Una de las razones de la buena noticia: «Ustedes se casaron por la Iglesia Católica en el año 2012 y sólo hasta el año 2015 iniciaron los trámites para registrarlo ante el Estado Español».

Es decir, vieron que no teníamos afán o un interés especial, caso contrario a otros que estaban allí ese día, por ejemplo: una chica española casada con un colombiano hacía tres días en República Dominicana… «ummm, un poco sospechoso ese vínculo ¿cierto?».

Pero si tu caso no es el nuestro deberás enfrentarte a este proceso si quieres terminar con la legalización de tu matrimonio con un ciudadano español.

Tendrás que aguardar a que en el consulado analicen los resultados de la Audiencia Reservada y luego esperar la tan esperada llamada con esa voz al otro lado diciéndote: «Enhorabuena! Tu matrimonio ha sido legalizado ¡Ya tienes listo el Libro de Familia y el Registro Civil de Matrimonio ¿a qué dirección quieres que te los enviemos? ¿o prefieres recogerlo en el consulado español de tu ciudad?». Emoción infinita la que sientes al escuchar esto que tanto anhelas.

A nosotros esta alegría se nos convirtió en decepción y desesperación al cabo de unos días. Nunca nos enviaron estos documentos al consulado de nuestra ciudad y nadie nos daba respuesta de dónde estaban (por teléfono nadie te atiende inquietudes y los correos electrónicos jamás los respondieron, al parecer es común en estas oficinas). Mi esposo tuvo que viajar a Bogotá a reclamarlo luego de dos meses sin obtener una respuesta de los consulados. Y por fin en nuestras manos teníamos la llave maestra para programar el viaje y cruzar el charco.

Parece que terminamos este largo proceso para legalizar tu matrimonio con un ciudadano español siendo colombiano (a).

Lo que sigue ya depende de ti, de organizar la agenda relacionada con tus actividades laborales, familiares, a dónde y cómo será tu llegada, saber cuánto cuesta vivir en una ciudad española, por ejemplo en Barcelona y qué recomendaciones seguir para encontrar vivienda.

Deja un comentario